miércoles, 16 de junio de 2010

Guía delirante del delirio.


A veces pasa queee…  aparecen esos delirios que vos decís, naaa, ese fue EL delirio, le pones nombre, le das de comer todos los días, le compras zapatitos nuevos y si se porta bien, hasta le podes hacer una presentación en power point o ponerlo como familiar tuyo en fazobook. O capaz, te puede aparecer ese delirio medio pobre.. con un sombrerito al lado, pidiendo monedas con una.. como es que se dice, esa cajita musical con un monito que le da cuerda y lo hace bailar, y con un poco de olor a Vodka “Crazy”, pero OJO que el que sea un delirio pobretón, no quiere decir que nunca se transforme, los dos se pueden transformar en el otro, agregando o sacando cosas… ...  en fin, después de esa POOOBRE y cualquierisima introducción a este maravilloso mundo, les voy a dejar una mini-guía de cómo peinar, maquillar, tratar e identificar a nuestros amadísimos nFENFNsadjguennnguen, y para tratarlos a todos de igual manera…

Acá les dejo unos tips:

1- Hay delirios que son graciosos cuando los escribís o pensás, y otros que te hacen tirar la pantalla de la pc por la ventana. Los ninjas ya no son de esa onda, ya no son graciosos, los piratas tampoco. Hace un par de años podrías haber hecho un chiste acerca de ninjas y causado gracia, hoy no, demasiada gente se subió al tren de los delirios de ninjas y piratas. Yo sugiero que intentes poner de moda a robots u osos cyborgs. (si hay necesidad, ver tabla adjunta al final del post), los payasos con sida o sacados de su contexto payasil son siempre graciosos, tenga esto en mente. 

2- No cuente delirios/chistes que usted y sus amigos siempre sacan a relucir en el bar los viernes o en el supermercado de los chinos de Lunes a Jueves. No es gracioso si no se entiende, esto no es el café de la esquina, no todo el mundo se reirá de sus chistes de borrachín sedado.

3- Si se escribe para un blog o algo por el estilo (onda público), siempre ríase del lector, esto puede derivar en dos: el lector se ríe por nerviosismo o el lector se reirá de su prepotencia de plástico, pero se reirá.

(abro inciso)

Si algo te ofende en algún blog siempre, SIEMPRE reprochale su mala ortografía. La mayoría de las veces no vas a tener ningún argumento convincente con que atacar al autor, así que recordá, fíjate minuciosamente de comas, acentos y puntuación aunque vos escribas como el imbecil que sos (ve como uno siempre debe insultar al lector? ahora seguro está soltando una risita nerviosa… no?... bueno, igual disfruté insultandote)

(siéntase libre de cerrar este inciso)

Por cuarto y último (por hoy), contar algo sacado de los simpsons  es gracioso siempre, porque seguro que  la mayor parte de la población ya vio ese capitulo que vos estás contando y le recuerde momentos divertidos, pero CUIDADO, ya que esto desencadenara un frenesí de “y te acordás de ese capitulo en que ….” Y asi se pueden pasar hoooras de nuestras valiosas vidas, las culas podríamos haber aprovechado jugando al Icy Tower.

Ustedes se preguntaran si estoy capacitado para decidir cual es un buen delirio y cual no lo es, la respuesta es:  no, no estoy capacitado, solo tengo mi licenciodoctorado de la escuela de delirología amorfa (o pelotudos, como quieran decirle) y el hecho de que cada vez que salgo a la calle las risas son mi música de fondo (si, se ríen de MI, jodido subnormal, pero se ríen)…

Bueno, tenía pensado seguir poniendo pelotudeces, pero ya es como muy tarde, asi que esto lo voy a dividir en un par de partes, y lo otro lo posteo después (además queda muy largo sino, y se hace denso)

Todo va con onda, y creo que eso ya lo saben :)

Hasta otra!

Como les dije antes, les dejo la tabla adjunta de los delirios que “dan” y los que ya “no dan”.


.

.

.

....- Una de las ventajas de ser desordenado es que se hacen hallazgos emocionantes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada